domingo, 13 de diciembre de 2009

Archibald Christie



El Coronel Archibald Cristie, apodado familiarmente "Archie", nació en la India en 1889.

Archie Christie en 1926
Cuando conoció a Agatha Christie, durante un baile para los jóvenes del ejército estacionado en Exeter, tenía el grado de teniente, y era piloto de la naciente R.A.F. (Royal Air Forces).

La pareja bailó varias veces y tuvieron una gran noche. Agatha describió a Archie como "un joven alto, rubio, con el pelo rizado, una nariz bastante interesante, asi como una gran confianza en si mismo".

Sin embargo, el noviazgo con la escritora apenas duró dos años ya que la Iª Guerra Mundial precipitó los acontecimientos de tal manera que  ambos contrajeron matrimonio la Nochebuena de 1914.

Enseguida la guerra los separó, y la joven Agatha entró como enfermera voluntaria en un hospital de Torquay donde fue destinada a la farmacia, lo que le sirvió para obtener amplios conocimientos de toxicología, que años después utilizaría en sus novelas, mientras que Archie fue enviado a Francia.

Una vez finalizada la guerra, el matrimonio pudo al fin reecontrarse. Las cosas iban bien para los Christies. Archie comenzó a trabajar para una empresa de negocios de Londres, mientras que Agatha se dedicaba a escribir.

El 5 de agosto de 1919 el matrimonio tuvo una hija, Rosalind. Agatha comenta en su Autobiografia que entre el padre y la hija siempre hubo una especial complicidad.

 Agatha y Archie en Honolulu (Hawai)
durante la British Empire Mission
(1924)
En 1924, Archie fue requerido por el Major Belcher, director de la British Empire Mission, para que le acompañase en un viaje que les llevaria a los confines del Imperio. Agatha también fue invitada, y juntos recorrieron Canada, Hawai, Nueva Zelanda, Australia o Sudáfrica en un viaje que se alargaria durante más de diez meses.

En su Autobiografia la escritora define este viaje, en el que llego a surfear en Honolulu (Hawai), como "una de las cosas más excitantes que le habian ocurrido en la vida".

En 1925 la pareja compra su primera casa a la que bautiza como Styles House, en honor a la casa en la que ocurren los hechos de la primera novela publicada por Agatha, El misterioso caso de Styles. La casa estaba al lado de un campo de golf, y la pareja dedicaba sus dias a practicar este deporte que llego incluso a obsesionar a Archie.

Su relación empezó a ser tensa. Agatha empezó a sentirse molesta por el amor que Archie profesaba por el golf. Tanto es así que Agatha sentía que estaba más interesado por el golf de lo que lo que estaba por su propia familia. Decidiendo que tenía que alejarse un poco, se fue a Córcega sin él.


Al regreso de su viaje, Agatha descubre que su madre Clara esta gravemente enferma de bronquitis, falleciendo poco después, pero Archie no quería tener nada que ver con eso . Agatha lo describió como alguien que odiaba "la enfermedad, la muerte, y los problemas".

Poco tiempo después, el esposo que parecía fiel se había enamorado de otra mujer, solicitano inmediatamente el divorcio. La mujer era Nancy Neele, la secretaria del Major Belcher. Pero después de una pequeña separación, Agatha y él logran una efimera reconciliación. Un fracaso total que Agatha describió como "un error".

El matrimonio Christie en 1919
Finalmente, en diciembre de 1926 Archie anunció que dejaba a Agatha para casarse con Nancy. Asi que hizo las maletas y se fue a la casa de un amigo, donde la señorita Neele esperaba para la celebracion de la fiesta de compromiso. Estos acontecimientos provocarán el mayor enigma en la vida de Agatha, su desaparición, durante once días.

Finalmente, la pareja se separará en abril de 1928.

Archie se casó con Nancy Neele en la Iglesia de St. George (Hanover Square, Londres), permaneciendo casados hasta la muerte de ella en 1959 .

En los años cuarenta tuvo un nieto, Mathew, hijo de Rosalind, y de su primer esposo, fallecido en la IIª Guerra Mundial.

El Coronel falleció en diciembre 1962 a la edad de 73 años.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

tuvo hijos en su seg matrimonio

Anónimo dijo...

Era guapo Archie...

Don Marcos Giannini dijo...

Buen artículo!! gracias :)